Playa de Ajuy 5/5 (1)

Ubicada en el tradicional pueblo costero de Ajuy, esta playa es un perfecto lugar para vacacionar por algunos días de forma sencilla, para relajarse y conciliar un bienestar absoluto. La Playa de Ajuy específicamente se encuentra a 9 kilómetros de Pájara en la desembocadura del Barranco de Ajuy.

Esta playa no es turística, es únicamente urbana, con arena negra, un paisaje algo estrambótico y diferente, pero con suma frescura y delicia para la piel, debido a su brisa tenue y refrescante.

Los veraneantes de Fuerteventura suelen visitar frecuentemente esta playa debido a su retiro de lo cotidiano y lo agitado

Playa de ajuy en fuerteventura

La costa posee una marea algo ajetreada, pero que no constituyen ningún peligro ni para ti, ni para tu familia.

Esta playa tiene un acento arcaico entre sus tierras, pues fue el punto de desembarco de los conquistadores de Fuerteventura en el año de 1492, es decir, allí en su arena, Jean De Bethencourt pisó por primera vez esta isla tan hermosa y extensa.

Sus dimensiones constan de 230 metros de largo y 40 metros de ancho y su estacionamiento se halla a tres metros de la arena.

Allí en el mismo sitio podrás deleitarte con un tradicional menú gastronómico de primera -en el que podrás encontrar un pescado típico llamado la Jaula de Oro-, pues la playa detenta un restaurante en sus alrededores, debes recordar que en este lugar la pesca es abundante y, por ende, la frescura del pescado será indudable.

Playa de ajuy en fuerteventura

Una atracción fascinante para tomar tu vehículo o el autobús e irte a Ajuy además de su playa, son sus cuevas, las cuales datan de siglos y tienen formaciones excelsas, dignas de ser recorridas por los visitantes playeros.

A veces necesitamos de algo menos ruidoso y más silente, algo más sobrio y calmado y, para estas ocasiones, la playa del pequeño pueblo de Ajuy es esencial, pues mezcla sosiego con aventura y sorpresas.

Cabe destacar que la playa no posee un aparcamiento muy extenso, por lo que, si planeas visitarla -totalmente recomendable- deberías ir temprano y conseguir un puesto.

Las playas urbanas ayudan a liberarse y disfrutar de una manera más íntima con nosotros mismos, además, su variedad de paisaje -a uno un poco más gótico-, nos permite observar y sentir nuevas sensaciones.

No tienes por qué pensarlo demasiado, mejor actúa y date un paseo por una de estas playas tan extraordinarias y peculiares, pues te aseguro que no conocerás otra igual.

¿CÓMO LLEGAR?

¿Te gusta está playa?

Si te ha gustado, compártelo en tu red social